La factura del IVA se come el 17% del presupuesto de las televisiones autonómicas - ASAEX
17593
post-template-default,single,single-post,postid-17593,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1,vc_responsive

La factura del IVA se come el 17% del presupuesto de las televisiones autonómicas

El enfrentamiento que mantienen la Agencia Tributaria y las televisiones autonómicas a cuenta del tratamiento del IVA sigue adelante. Ninguna de las dos partes está dispuesta a dar su brazo a torcer. Ni Hacienda, que reclama 549 millones de euros por las subvenciones recibidas de las Administraciones regionales y otras actividades, ni mucho menos las cadenas públicas, que llevan meses advirtiendo de su “asfixia económica”.

La Federación de Organismos de Radio y Televisión Autonómicos (FORTA) no ceja en su empeño de buscar una salida al contencioso. Ha mantenido reuniones con el Gobierno para explicar la grave repercusión que supone este cambio de criterio en su actividad.  Pero no hay diálogo que valga para Cristóbal Montoro, que pide el pago del 21% de las ayudas públicas que ingresaron los entes regionales en los tres últimos ejercicios, además de otras cantidades que se dedujeron entre 2012 y 2015.

En este contexto, a las televisiones autonómicas no les ha quedado otra que consignar las cantidades reclamadas por el fisco en el contrato-programa de este año. De entrada, esta provisión supone dejar de contar con un 17% del presupuesto previsto por las cadenas integradas en la FORTA, según reconocen fuentes del organismo a DIRCOMFIDENCIAL. No se cuentan por tanto ni Canal Extremadura ni la Televisión de Castilla y León.

Lógicamente, se trata de un cálculo general, puesto que unos entes regionales soportan una mayor carga que otros. Es el caso, por ejemplo, de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), dueña de TV3, que hace unas semanas comunicó que la reclamación de Hacienda ascendía a los 167,4 millones de euros. Esto es, ocho millones más que la partida destinada a pagar los sueldos de la plantilla.

Atendiendo a este ejemplo y al de otras cadenas, la factura de las actas administrativas abiertas se ha convertido en el capítulo de gasto más importante para este ejercicio. Por encima incluso de los salarios, en el que las televisiones autonómicos invierten alrededor de 380 millones de euros al año.

El impacto del IVA ya se está notando en la actividad de las televisiones públicas. Ahora bien, las fuentes consultadas señalan que todavía es pronto para cifrar el efecto que estaría teniendo en la industria audiovisual de cada región. En este sentido, las autonómicas son responsables de impulsar en buena medida el tejido de esta actividad. No obstante, los responsables de TV3 ya han informado en alguna ocasión que esta situación hace peligrar la continuidad de espacios como Polònia, Merlí o Nit i Dia.

Desde FORTA vuelven a insistir en que el tratamiento de este impuesto está injustificado desde la perspectiva de la recaudación. “En términos globales, y dado que sólo afectará a operadores del sector público, la mayor recaudación que este criterio de imposición pudiera provocar será inmediatamente neutralizada con una reducción de actividad y un incremento de gasto en el sector público autonómico y local”, exponen si finalmente no alcanzan una solución con Hacienda.

Fuente: www.dircomfidencial.com
Fotografía: www.abc.es

 

Sin comentarios

Publicar un comentario