Jesús Mesas, el pacense que sabe enganchar al espectador - ASAEX
17484
post-template-default,single,single-post,postid-17484,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Jesús Mesas, el pacense que sabe enganchar al espectador

Por su culpa media España se acuesta más tarde de lo que debiera. Jesús Mesas Silva (Badajoz, 1983) ahora es guionista de series de televisión, pero todo empezó mucho antes, cuando vio ‘Pulp Fiction’ de Tarantino y ‘Tesis’ de Amenábar. Entonces lo tuvo claro: «A mí lo que me gusta es el cine y quiero dedicarme a escribir y dirigir», rememora en alto antes de explicar cómo llega a convertirse en guionista de dos de las series españolas de mayor éxito: Águila Roja y Estoy vivo, la primera todo un referente ya después de sus nueve temporadas; la segunda, premiada recientemente por su guión en la gala MIM Series y de la que se sabe que habrá segunda temporada debido al éxito de audiencia.

Jesús estuvo a punto de no tener nada que ver ni con estas ni con ninguna producción. Él iba superando cursos en el colegio Salesianos de Badajoz mientras Extremadura era un páramo en lo audiovisual. Eligió la opción de Ciencias para encaminarse hacia la carrera de Medicina. Pero de repente se creó la Facultad de Comunicación Audiovisual en su misma ciudad y Canal Extremadura irrumpió en la región dando oportunidades a tantas inquietudes dormidas.

«Soy de la tercera promoción de Comunicación Audiovisual, que era un vivero de talento -dice-. Al terminar me dio una beca la Junta de Extremadura para trabajar en su gabinete de comunicación y lo siguiente fue irme con ayuda de mis padres a estudiar Dirección dos años en la Escuela de Cine de Sevilla. Allí hice un cortometraje en 35 mm. que seleccionó la Junta para su catálogo Jara y que se vio por todo el mundo», resume este extremeño que solo unos años antes se confesaba frustrado porque no sabía cómo dar rienda suelta a su vocación.

«La Facultad de Comunicación Audiovisual (allí estudió) ha sido un vivero de talentos»

«Creo que a veces las barreras nos las ponemos nosotros», admite ahora que ha empezado a recibir los primeros reconocimientos. En cualquier caso, sí señala que la industria está en Madrid y allí es donde hay que tocar las puertas.

Para algunos se abrieron y demostraron lo que valían. En este sector cita a otros extremeños como Curro Velázquez, que ha sido la punta de lanza en Madrid, primero como guionista (‘Periodistas’, ‘Los Serrano’, ‘Los hombres de Paco’ …), luego como productor (‘El Chiringuito de Pepe’, ‘Fuga de Cerebros’) y ahora como director (‘Que baje Dios y lo vea’); o Jaime Vaca, guionista (‘Los Serrano’, ‘Física o Química’, ‘Velvet’, ‘Las chicas del Cable’).

Después de formarse en Sevilla, Jesús Mesas se fue a Madrid a hacer un máster en guión y ahí fue donde verdaderamente arrancó su carrera como guionista. «Lo siguiente fue que me contrataron de guionista becario en ‘Águila Roja’, de ahí pasé a guionista junior, luego a senior y terminé colaborando en el último capítulo. Tuve suerte porque ésta fue una serie de éxito, pero cuando terminas tienes que empezar de cero».

Alguna chispa de talento habría en este pacense porque su siguiente trabajo tardó poco en llegar. Fue con Daniel Écija, al que considera «historia viva de la televisión». Llamó al extremeño para su última creación, ‘Estoy Vivo’, de la que terminó convirtiéndose en coordinador de guiones. «Ahora se va a hacer la segunda temporada. Estas noticias suponen un espaldarazo y además te aseguran tener trabajo de nuevo, pero el que se mete en esto asume que esta profesión es muy inestable».

En cualquier caso y pese a que la incertidumbre forme parte de su sector, a los 34 años recién cumplidos, Jesús está contento. Lo dice porque sabe que las series están de moda. «Si hace veinte años el cine era la forma de narración audiovisual mayoritaria, hoy el relato se hace a través de series de televisión. Primero empezaron las series norteamericanas como ‘Los Soprano’ y ahora son las series españolas las que han empezado a tener reconocimiento. La televisión ha dejado de ser la hermana pobre del cine, ya no es algo secundario, digamos que ahora puedes presumir», señala.

Sobre la dinámica de su trabajo, explica que no hay que tener mucho apego a lo que se escribe teniendo en cuenta que lo corrigen muchas personas y hay muchos filtros, terminando por el productor ejecutivo y la propia cadena. «La mayoría de las ideas van al cajón y de cada veinte proyectos sale uno. Solo el primer capítulo de ‘Estoy Vivo’ tuvo 19 versiones. Es parte del proceso», pone como ejemplo.

Es pronunciar la palabra «proceso» y el extremeño se ve obligado a responder a una pregunta inevitable. ¿La situación política del país da ahora mismo da para una buena serie de emociones fuertes? «Si Azcona o Berlanga estuvieran vivos estarían frotándose las manos (se ríe). El momento da para una comedia política surrealista. A mí me gusta que las series sean crónicas de su propia época, pero creo que hay pocas series que se metan en lo político de manera directa, si acaso metafórica porque el ambiente está tenso y polarizado. Al menos los que hacemos entretenimiento, sabemos que después de un día de trabajo la gente quiere emociones, sí, pero no que la crispen más, por eso dejamos la política de lado».

Articulo de J. LÓPEZ-LAGO

Fuente: www.hoy.es

 

Sin Comentarios

Publica un Comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar