Extremadura representa a las CCAA españolas en el seno del Comité Europeo de Apoyo al Sector Audiovisual y Cultural - ASAEX
17289
post-template-default,single,single-post,postid-17289,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.5,vc_responsive
 

Extremadura representa a las CCAA españolas en el seno del Comité Europeo de Apoyo al Sector Audiovisual y Cultural

David Garrido Bazán es licenciado en Derecho por la UNED. Ha sido crítico de cine, director y presentador del programa de información cinematográfica DeAlucine en Canal Extremadura Radio, y desde 2006, ha ejercido como director de Programación y Contenidos de la Asociación Cultural Cineclub Fórum, de la que es miembro fundador, así como del Festival de Cine Inédito de Mérida.

Desde 2015 es director de la Filmoteca de Extremadura la cual  ha conseguido el Certificado EFFE, y está participando en el proceso de internacionalización del sector audiovisual extremeño, concurriendo a certámenes de toda Europa. Concretamente durante 2017 a través de la Fundación Extremadura de Cine y en cooperación con Extremadura Avante (ambos coordinados con el sector a través de Adaex – (asociación de empresas y profesionales del sector audiovisual), David, viene desarrollando un programa de internacionalización que se caracteriza por estar presente en los principales mercados y eventos de contratación, como el Marché Du Film – Festival Internacional de Cine de Cannes o el European Film Market – Festival Internacional de Cine de Berlín.

¿Cuál es la noción de Europa para usted?

Cuando pienso en Europa, el primer concepto que se me viene a la cabeza, es siempre: un ideal al que tender. Europa supone el compromiso con una serie de principios y valores que en teoría representan lo mejor, que puede inspirar al ciudadano como parte de una sociedad. Se trata de unos valores y una forma de vida que no son los más perfectos, pero sí son bases comunes sobre las que construir la sociedad moderna, aunque se puede tener la sensación de que ese ideal queda demasiado lejos.

¿Qué le gusta del proceso de construcción europea y en qué debería mejorar?

Casi todo en lo que más debería mejorar tiene que ver en con la pérdida de vista de ese ideal que debería ser siempre el referente al que tender. En múltiples ocasiones, Europa ha perdido la oportunidad de representar un ejemplo para el mundo en la forma de afrontar determinadas crisis. Y por otro lado la percepción del ciudadano es que existe una desmesurada y compleja máquina burocrático- administrativa.

Europa tiene hoy un problema de imagen, porque en mi opinión se ha alejado demasiado de aquello que debería ser y eso genera decepción y frustración, incluso en aquellos que nos consideramos europeístas.

¿Desde su punto de vista, qué cree que está significando la UE para España?

Hay que diferenciar entre lo que verdaderamente significa la UE para España y la percepción que de ese mismo concepto tiene una parte de los ciudadanos españoles, que es algo que por desgracia no siempre coincide. Siempre combato un concepto que me enfada particularmente que es hablar de ‘Europa’ o de la ‘Unión Europea’ como si fuera un ente independiente, alejado o distinto de nosotros, que nos impone una serie de obligaciones a cumplir, cuando la realidad es que España es parte muy activa de Europa y de la UE.

Hablar pues en esos términos de las instituciones europeas, como algo ajeno,  es una forma de deformar la realidad y tratar de esconder nuestras propias responsabilidades. Nosotros somos Europa, por obvio que parezca decirlo. Echar la culpa a ‘Europa’ de nuestros males es desconocer el funcionamiento de la Unión Europea.

Pero creo, que en general España tiene esa vocación europeísta, porque es consciente de esa situación, aunque a menudo pueda sentir la tentación de culpar a ‘Europa’ de cuestiones que en realidad son de nuestra propia responsabilidad.

¿Nos puede contar una experiencia personal que como ejemplo sirva de testimonio para esta dimensión europea?

Este año 2017, Extremadura es la región que representa a todas las CC.AA., en el comité ejecutivo de Europa Creativa, órgano de la Unión Europea que a través de sus Subprogramas Cultura y Media, manejan un presupuesto de 1.460 millones de euros destinado a impulsar los sectores culturales y creativos de forma activa.

A través del Subprograma Cultura, al menos 8.000 organizaciones culturales  y 300.000 artistas, profesionales de la cultura y sus obras, recibirán apoyo económico para cruzar fronteras y adquirir experiencia para desarrollar sus carreras internacionales. Asi mismo apoyará también  la traducción de más de 5.500 libros y obras literarias.  Por su parte el Subprograma Media apoya la distribución en todo el mundo de más de 1.000 películas europeas, a través de plataformas tradicionales y digitales; aportando también financiación para ayudar a los profesionales audiovisuales a tener acceso a los mercados internacionales y  trabajar en los mercados internacionales para fomentar la realización de películas y otras obras audiovisuales con un potencial de circulación transfronteriza.

Acudí a Bruselas, a las dos reuniones de este año del Comité Ejecutivo, donde estaban representados todos los países de la UE para acompañar a los representantes de España y trasladar a través suyo las peticiones y la posición de las CC.AA. Ser testigo directo de la forma en la que se toman las decisiones que afectan de forma directa a los programas de cultura europeos, ver las discusiones y las aportaciones de los distintos países, fue una experiencia muy intensa e interesante que no hizo sino reforzar mi vocación europeísta. Es algo muy sencillo de entender: Europa Creativa permite destinar toda una serie de recursos comunes, en apoyo de los más diversos ámbitos de la cultura, que tiene repercusiones directas sobre los ciudadanos. Para alguien que trabaja muy activamente en la cultura como yo,  que ahora ejerzo el cargo de director de la Filmoteca de Extremadura, no es sino un motivo de satisfacción y orgullo ser testigo de cómo se utilizan esos recursos europeos en pro de la cultura europea.

Fuente: www.eldiario.es

 

Sin Comentarios

Publica un Comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar